sábado, 21 de agosto de 2010

Nespresso

Tengo que confesar que soy un adicto al café y a falta de grupos de soporte lo reconozco en mi blog :D

Ya no recuerdo cuando empecé a tomarlo, pero sin duda mi paso por la universidad se está empapado de su sabor.


Me gusta solo y muy corto y denso, y creedme cuando os digo que es realmente complicado conseguir que te lo sirvan así. Parece que a los camareros les sabe mal cortar el chorro y se emperran recurrentemente en dejar fluir el líquido hasta llenar la taza, como si fuera sacrilegrio.
En mi casa de Valencia tengo una cafetera de brazo para café express que va bastante bien pero no consigue la consistencia de una cafetera de bar profesional (siempre que los del bar sepan que coño es la depuración del agua, limpien los filtros, cuiden la mezcla y ajusten el punto de molida del grano, que no todos lo hacen).

Pero el gran descubrimiento ha sido el nespresso. Cuando me trasladé a Ibiza, el dueño del piso que alquilé me dejó una máquina de café nespresso, así que no me pude contener y me puse a buscar capsulas para probarlo. Y eso si que es complicado. En toda Ibiza solo hay uno o dos sitios donde venden cápsulas y no son tiendas oficiales por lo que suelen estar desabastecidos.
Así que no me quedó más remedio que intentar darme de alta en el club nespresso y ver que pasaba. Teóricamente para darte de alta en el club tienes que tener una máquina nespresso, y en el proceso de alta te preguntan modelo, número de serie y dónde la compraste. Lógicamente no tenía los datos, pero es que el modelo de máquina que tengo está descatalogado ya así que no había posibilidad ninguna de que colara. Estaba a punto de darme por vencido pero por curiosidad elegí un modelo a ver como era. Logicamente no rellené ninguna casilla y le di a volver atrás y, curiosamente, me salió la máquina seleccionada y un botón muy bonito que ponía continuar. Ya que estaba ahí pues a ver quien no lo aprieta y... voilá ya estaba dado de alta. Al final compré un pack con un poco de todo para probar y se abrió un nuevo mundo de colores y sabores :D

El café está bueno, denso, y lo corto por donde yo quiero, pero lo mejor es que el descafeinado está muy bueno y me permite tomar una taza también por la noche. Ahora que ya lo he probado, a ver quien se lo deja :D







8 comentarios:

Renaissance dijo...

Solo soy cafetera por prescripción facultativa (vamos, para no dormirme encima de un libro), aunque las maquinitas estas tienen pinta de hacer un café rico, el principal problema que les veo es que, hasta hace poco, las cargas con cada tipo de café eran bastante caras. No sé cómo estarán ahora de precio.

Kasumi dijo...

Estoy con Ranaissance. A mi estas cafeteras de capsula me recuerdan a las impresoras: te venden la máquina tirada de precio pero cada cartucho te cuesta una pasta.

Aunque supongo que si eres muy cafetero no te importará pagar casi tanto como si fueses a tomar el café a un bar, ¿no?

Silent Pok dijo...

Hombre, casi tanto como un cafe en el bar..... aqui en Ibiza me cobran por un café 1'15€ y en la peninsula depende de donde sobre 1€.

Las capsulitas están sobre 0,33€ la unidad y la comodidad de tomartelo en casa a la hora que te apetezca :D

Eva dijo...

Yo también soy muy cafetera y como tú de café sólo y corto. Conseguir un bar en el que preparen un expreso en condiciones es un acontecimiento milagroso, por lo menos en mi ciudad.

En mi opinión compensa la maquinita, aunque depende de cómo te guste el café y cuanto tomes. Odio el café recalentado y sólo tomo café un par de veces al día; en mi caso hacer una cafetera de las de siempre suponía desperdiciar demasiado café.

Lady Boheme dijo...

Hmmmm... café... La verdad es que el nesspreso está muy, muy bueno... De momento estoy con soluble a falta de cafetera, pero como me gusta el café con leche, no es problema, el de nescafé está considerablemente bueno.

Echo de menos mi antiguo trabajo porque en la cafetería de dentro, uno de los camareros servía unos cafés ESPECTACULARES. Con mucha espumita... muy ricos...

Jo, me apetece un café!

Cordelia Naismith dijo...

Yo soy de café con leche y más leche que café. En uno de mis trabajos teníamos una, que no era modelo doméstico sino para empresa, y reconozco que los cafés de distintos sabores estaban guay, pero como le echo tanta leche se me quedaban fríos y no podía usar la boquilla del vapor porque como los vasos eran de plástico me quemaba la mano! Total, que decidí que la nesspreso no era para mí ^^

Silent Pok dijo...

Ohhh veo que hay más viciados al café en el mundo, consuela pensar que uno no está solo :D

Kasumi dijo...

Supongo que ya te habrás enterado de la batalla legal que está a punto de producirse con el tema de las capsulitas, ¿no?

Los de las copias, precisamente van a utilizar el símil de las impresoras que te comentaba antes (me ha hecho gracia cuando hoy he leído la noticia)